Querid@ herman@ no se como has "tropezado" con esta web de "reflexiones de un cura inquieto", pero me alegro.
Esta web es un espacio donde este presbítero diocesano quiere compartir vivencias, pensamientos, reflexiones, homilías y colaboraciones de todo tipo...

No hago teología "de libro" sino teología encarnada en la pastoral desde las claves de la ternura y misericordia como nos lo propone el bueno de nuestro Papa Francisco. Creo en el Dios de Jesús, en la iglesia como comunidad de hermanos y casa de acogida. Escogí como lema de ordenación aquello que dijo San Juan Bosco al final de su vida cuando elogiaban su obra; "Ella lo ha hecho todo".

Este proyecto surgió por el ánimo y el empuje de varias personas que me animaron a lanzarme al ciber-espacio. En ese momento a mi enfermedad renal tenía que dedicarle 3 veces por semana 4 horas por sesión a la hemodiálisis... Es por ello que en esas horas me daba mucho tiempo para rezar, escribir y reflexionar. Y les dije que adelante con la web. El 4 de agosto del 2016, recibí el anhelado trasplante de riñón; ahora dedico ese tiempo a este apostolado pero sin ataduras hospitalarias.

Llevo una parroquia en Irún (diócesis de San Sebastián), una capellanía de religiosas, y colaboro en otras, sirvo en la consiliaria del movimiento de Cursillos de Cristiandad y colaboro en la pastoral de Migrantes en mi zona. Mi pertenencia a la Orden de Predicadores por medio de la Fraternidad Sacerdotal de Santo Domingo, me hace estar siempre al servicio de la Palabra, por eso a menudo doy retiros y encuentros con religiosas y laicos.

Mis fuentes son la Sagrada Escritura, los sant@s y sobre todo el apostolado con pobres, enfermos, religios@s y todo lo que hago en nombre de Jesús de Nazaret... Aquí tienes un hermano para lo que necesitéis.

¡¡¡Bienvenido; esta es tu casa!!!
Iñaki Benito - Pbro.
A.M.D.G.

Te invito a que te unas y publicites nuestros canales de Facebook y YouTube, busca "reflexiones de un cura inquieto"
  • Postado Por : Reflexiones de un cura inquieto viernes, 10 de noviembre de 2017

    El Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, en colaboración con la Confederación Internacional de Instituciones Sanitarias Católicas (CIISAC) organiza en el Vaticano la conferencia internacional “Enfrentar las desigualdades mundiales en materia de salud”.
    El evento, que se realizará del 16 al 18 de noviembre, tiene como objetivo profundizar en el tema de “las desigualdades relacionadas con la salud en el mundo, en materia de servicios, enfrentado varios desafíos del ámbito sanitario” como “la construcción de un sistema económico al servicio de la persona y de una sociedad más justa e inclusiva; la capacidad de activar la asistencia personalizada no solo para el paciente, sino también para su familia”.
    Otros desafíos que alentarán la reflexión son la repercusión de la innovación farmacéutica y el acceso a los medicamentos esenciales para todos; las problemáticas de la bioética y la protección del derecho a la vida de todas las personas; la capacidad de gestión de los hospitales para conciliar la eficiencia y la cercanía con los más necesitados y los más pobres.
    En un comunicado dado a conocer hoy por el Vaticano, se indica que en la conferencia “habrá sesiones especiales dedicadas a la misión eclesial en los sectores de la asistencia y a la relación entre evangelización y pastoral de la salud de la caridad de las instituciones sanitarias católicas”.
    Entre los participantes en el evento están el Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin; el Cardenal Peter K.A. Turkson, Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral; y el Dr. Christopher M. Dye, director de Estrategia, Políticas e Información de la Organización Mundial de la Salud.
    También estarán presentes directores de hospitales católicos de diversas partes del mundo, delegados de organismos caritativos y organizaciones humanitarias dedicadas a la asistencia médica.

    0 comentarios

  • IÑAKI BENITO - Pbro. Traducido Por: Daniel Chipana M. - Designed by Daniel Chipana M.