Querid@ herman@ no se como has "tropezado" con esta web de "reflexiones de un cura inquieto", pero me alegro.
Esta web es un espacio donde este presbítero diocesano quiere compartir vivencias, pensamientos, reflexiones, homilías y colaboraciones de todo tipo...

No hago teología "de libro" sino teología encarnada en la pastoral desde las claves de la ternura y misericordia como nos lo propone el bueno de nuestro Papa Francisco. Creo en el Dios de Jesús, en la iglesia como comunidad de hermanos y casa de acogida. Escogí como lema de ordenación aquello que dijo San Juan Bosco al final de su vida cuando elogiaban su obra; "Ella lo ha hecho todo".

Este proyecto surgió por el ánimo y el empuje de varias personas que me animaron a lanzarme al ciber-espacio. En ese momento a mi enfermedad renal tenía que dedicarle 3 veces por semana 4 horas por sesión a la hemodiálisis... Es por ello que en esas horas me daba mucho tiempo para rezar, escribir y reflexionar. Y les dije que adelante con la web. El 4 de agosto del 2016, recibí el anhelado trasplante de riñón; ahora dedico ese tiempo a este apostolado pero sin ataduras hospitalarias.

Llevo una parroquia en Irún (diócesis de San Sebastián), una capellanía de religiosas, y colaboro en otras, sirvo en la consiliaria del movimiento de Cursillos de Cristiandad y colaboro en la pastoral de Migrantes en mi zona. Mi pertenencia a la Orden de Predicadores por medio de la Fraternidad Sacerdotal de Santo Domingo, me hace estar siempre al servicio de la Palabra, por eso a menudo doy retiros y encuentros con religiosas y laicos.

Mis fuentes son la Sagrada Escritura, los sant@s y sobre todo el apostolado con pobres, enfermos, religios@s y todo lo que hago en nombre de Jesús de Nazaret... Aquí tienes un hermano para lo que necesitéis.

¡¡¡Bienvenido; esta es tu casa!!!
Iñaki Benito - Pbro.
A.M.D.G.

Te invito a que te unas y publicites nuestros canales de Facebook y YouTube, busca "reflexiones de un cura inquieto"
  • Postado Por : Reflexiones de un cura inquieto lunes, 6 de noviembre de 2017

    Un diácono fue asesinado a puñaladas por unos de los pacientes de un centro de rehabilitación que dirigía en el estado de Nueva York.
    El diácono asesinado es Patrick Logsdon, gerente del centro de rehabilitación para personas con antecedentes de adicción y crimen Anthony House, ubicado en el condado de Nassau y administrado por la Sociedad de San Vicente de Paúl, organización católica de voluntarios.
    El hecho ocurrió el viernes 3 de noviembre alrededor de las 10:20 p.m. (hora local) cuando el paciente Andre Patton lo atacó y huyó, según apunta The New York Times. La policía investiga los hechos.
    Por su parte, la diócesis de Rockville Centre emitió un comunicado indicando que “en el momento de su muerte”, Patrick “estaba llevando a cabo el mensaje del Evangelio de cuidar a los pobres, como lo hizo fielmente durante 33 años”.
    “El Obispo John Barres extiende sus oraciones y condolencias a la familia del diácono Logsdon, asimismo las comunidades de Anthony House, Saint Vincent de Paul y todos los afectados por esta tragedia. Busquemos curación y consuelo en el único Dios verdadero durante esta época de gran pérdida”, indica el texto.
    James Pfeifer, un empleado del lugar, indicó que Logsdon acogía en el lugar hasta 9 personas a la vez, brindándoles alimento, alojamiento y ayuda para encontrar trabajo.
    “A los hombres, muchos de los cuales habían pasado décadas en prisión, se les permitió permanecer entre seis y ocho semanas, tiempo durante el cual se esperaba que se comportaran con dignidad y demostraran que intentaban rehacer sus vidas”, dijo el Pfeifer.
    En ese sentido, dijo que siempre trató “de darle a alguien otra oportunidad”.
    Pfeifer aseguró que la fe de Patrick siempre fue “la fuerza impulsora detrás de su trabajo”, sin embargo, “nunca impuso esa fe a sus residentes”.
    Además del trabajo que realizó en Anthony House, Patrick pasaba varias horas al día en el teléfono con presos, algunos de los cuales estaban condenados a cadena perpetua y que, por lo tanto, no tenían la oportunidad de ingresar al apostolado que dirigía.
    “El Sr. Logsdon era más optimista pero nunca ingenuo. Era muy consciente de los riesgos de trabajar con hombres que habían pasado tiempo tras las rejas (…)”, reconoció Pfeifer
    Finalmente, resaltó que Patrick nunca tuvo miedo, pero era cauteloso.
    “Esa cautela nunca disuadió al diácono de su trabajo. Si hubiera sido apuñalado y vivido, todavía habría permanecido dedicado a él", concluyó.

    0 comentarios

  • IÑAKI BENITO - Pbro. Traducido Por: Daniel Chipana M. - Designed by Daniel Chipana M.