Querid@ herman@ no se como has "tropezado" con esta web de "reflexiones de un cura inquieto", pero me alegro.
Esta web es un espacio donde este presbítero diocesano quiere compartir vivencias, pensamientos, reflexiones, homilías y colaboraciones de todo tipo...

No hago teología "de libro" sino teología encarnada en la pastoral desde las claves de la ternura y misericordia como nos lo propone el bueno de nuestro Papa Francisco. Creo en el Dios de Jesús, en la iglesia como comunidad de hermanos y casa de acogida. Escogí como lema de ordenación aquello que dijo San Juan Bosco al final de su vida cuando elogiaban su obra; "Ella lo ha hecho todo".

Este proyecto surgió por el ánimo y el empuje de varias personas que me animaron a lanzarme al ciber-espacio. En ese momento a mi enfermedad renal tenía que dedicarle 3 veces por semana 4 horas por sesión a la hemodiálisis... Es por ello que en esas horas me daba mucho tiempo para rezar, escribir y reflexionar. Y les dije que adelante con la web. El 4 de agosto del 2016, recibí el anhelado trasplante de riñón; ahora dedico ese tiempo a este apostolado pero sin ataduras hospitalarias.

Llevo una parroquia en Irún (diócesis de San Sebastián), una capellanía de religiosas, y colaboro en otras, sirvo en la consiliaria del movimiento de Cursillos de Cristiandad y colaboro en la pastoral de Migrantes en mi zona. Mi pertenencia a la Orden de Predicadores por medio de la Fraternidad Sacerdotal de Santo Domingo, me hace estar siempre al servicio de la Palabra, por eso a menudo doy retiros y encuentros con religiosas y laicos.

Mis fuentes son la Sagrada Escritura, los sant@s y sobre todo el apostolado con pobres, enfermos, religios@s y todo lo que hago en nombre de Jesús de Nazaret... Aquí tienes un hermano para lo que necesitéis.

¡¡¡Bienvenido; esta es tu casa!!!
Iñaki Benito - Pbro.
A.M.D.G.

Te invito a que te unas y publicites nuestros canales de Facebook y YouTube, busca "reflexiones de un cura inquieto"
  • Postado Por : Reflexiones de un cura inquieto miércoles, 5 de julio de 2017

    El Arzobispo de Madrid, Cardenal Carlos Osoro, visitó una casa de acogida para mujeres víctimas de trata de personas a fin de conocer directamente el trabajo realizado, llevar un mensaje de esperanza y reafirmar el apoyo por parte de la Iglesia Católica.
    La casa de acogida pertenece al Proyecto Esperanza, un programa de apoyo integral para mujeres víctimas de trata con fines de explotación que fue creada por la Congregación de Religiosas Adoratrices de España.
    “Hay un grano de mostaza sembrado en el Proyecto Esperanza: sin este grano, la Iglesia de Madrid sería mucho más pobre. Porque las grandes riquezas y tesoros no se manifiestan en volumen”, dijo el Cardenal Osoro este 4 de julio tras compartir la parábola del grano de mostaza a cerca de 20 sobrevivientes durante una cena en el jardín de la casa de acogida.
    Luego, añadió que ver “cómo estas mujeres rehacen su existencia y van creciendo en todas las dimensiones de su vida es algo muy grande”.
    Según Ana Almarza, directora del Proyecto Esperanza la invitación al Cardenal se dio en “el marco del Grupo Santa Marta” para “mantener una línea de trabajo en red y cooperación entre el Arzobispado de Madrid y organizaciones sociales de Iglesia”.
    El Grupo Santa Marta es una iniciativa para la lucha contra la trata de personas impulsada por el Papa Francisco, que involucra a cuerpos de seguridad de varios países, episcopados, organizaciones sociales y representantes de varias confesiones religiosas.
    Durante el compartir, una de las mujeres víctimas de trata, indicó que a través del proyecto recibió acompañamiento “durante todo el proceso de forma muy personal” y que han logrado “sacar de cada una lo mejor que tenemos”.
    Luego, una de las hermanas Adoratrices de la comunidad añadió que se debe “dar gracias a Dios por los procesos que han realizado, las familias que han formado”.
    “La obra es de Dios, pero nosotras somos instrumentos en sus manos, ellas nos enseñan siempre, a mí me evangelizan, ver la fuerza de voluntad que tiene, ese talante, ver que no se rinden, que luchan, a mí me estimula mucho”, señaló.
    Desde hace 18 años, el Proyecto Esperanza ha ofrecido apoyo integral a más de 900 mujeres víctimas de trata de 60 nacionalidades. En 2016 atendieron a 198 personas de las que el 77% eran mujeres muy jóvenes entre 24 y 30 años.

    0 comentarios

  • IÑAKI BENITO - Pbro. Traducido Por: Daniel Chipana M. - Designed by Daniel Chipana M.