Querid@ herman@ no se como has "tropezado" con esta web de "reflexiones de un cura inquieto", pero me alegro.
Esta web es un espacio donde este presbítero diocesano quiere compartir vivencias, pensamientos, reflexiones, homilías y colaboraciones de todo tipo...

No hago teología "de libro" sino teología encarnada en la pastoral desde las claves de la ternura y misericordia como nos lo propone el bueno de nuestro Papa Francisco. Creo en el Dios de Jesús, en la iglesia como comunidad de hermanos y casa de acogida. Escogí como lema de ordenación aquello que dijo San Juan Bosco al final de su vida cuando elogiaban su obra; "Ella lo ha hecho todo".

Este proyecto surgió por el ánimo y el empuje de varias personas que me animaron a lanzarme al ciber-espacio. En ese momento a mi enfermedad renal tenía que dedicarle 3 veces por semana 4 horas por sesión a la hemodiálisis... Es por ello que en esas horas me daba mucho tiempo para rezar, escribir y reflexionar. Y les dije que adelante con la web. El 4 de agosto del 2016, recibí el anhelado trasplante de riñón; ahora dedico ese tiempo a este apostolado pero sin ataduras hospitalarias.

Llevo una parroquia en Irún (diócesis de San Sebastián), una capellanía de religiosas, y colaboro en otras, sirvo en la consiliaria del movimiento de Cursillos de Cristiandad y colaboro en la pastoral de Migrantes en mi zona. Mi pertenencia a la Orden de Predicadores por medio de la Fraternidad Sacerdotal de Santo Domingo, me hace estar siempre al servicio de la Palabra, por eso a menudo doy retiros y encuentros con religiosas y laicos.

Mis fuentes son la Sagrada Escritura, los sant@s y sobre todo el apostolado con pobres, enfermos, religios@s y todo lo que hago en nombre de Jesús de Nazaret... Aquí tienes un hermano para lo que necesitéis.

¡¡¡Bienvenido; esta es tu casa!!!
Iñaki Benito - Pbro.
A.M.D.G.

Te invito a que te unas y publicites nuestros canales de Facebook y YouTube, busca "reflexiones de un cura inquieto"
  • Postado Por : Reflexiones de un cura inquieto jueves, 6 de julio de 2017

    El Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Los Ángeles (Estados Unidos), Mons. Robert Barron, señaló que en la actualidad es “urgente” la evangelización dirigida al número creciente de personas que no se identifica con ninguna religión.
    “La manera en que evangelizamos debe tomar al mundo por los hombros y sacudirlo de su apatía. Tenemos una pelea en nuestras manos, pero los grandes santos de nuestra Iglesia siempre han amado la buena pelea y nosotros también deberíamos”, dijo Mons. Barron a una multitud de obispos y líderes católicos reunidos el 4 de julio en una conferencia titulada “Equipando Evangelizadores”, realizada en Orlando, en el estado de Florida.
    El Obispo, con más de 15 años de experiencia en la evangelización, dijo que existen 3 desafíos y 3 oportunidades que los evangelizadores católicos enfrentan hoy y deben tomar en cuenta.
    1. Primer reto: El cientificismo
    Mons. Barron señaló que el compromiso de la cultura con el “cientificismo” o creencia filosófica de que el único conocimiento valioso es el conocimiento científico, es uno de los grandes retos que enfrentan hoy los evangelizadores.
    “Permítanme ser claro: la Iglesia Católica no tiene nada en contra de las ciencias, la Iglesia apoya la ciencias. Lo que la Iglesia se opone es al cientificismo o la reducción de todo conocimiento a la forma científica del conocimiento”.
    Luego aseguró que el cientificismo no se puede descubrir a través del método científico: “¿Dónde se comprobó empíricamente que solo el conocimiento científico es valioso? El cientificismo es una posición filosófica y por lo tanto se autorrefuta. Cuando nosotros (como cultura) nos aislamos de todas las referencias a lo trascendente, hacemos daño al corazón humano, hacemos daño al espíritu humano”.
    2. Segundo reto: la cultura del “whatever” (da igual)
    “Si no existe una verdad objetiva, ningún valor objetivo, lo que produce es una cultura de ‘da igual’”, aseguró el Obispo.
    Luego, aseguró que son las verdades objetivas y valores los que forman una base sólida que “nos envía a la misión”, señalando un ejemplo utilizado por el Beato John Henry Newman, quien dijo que un río recibe su energía y vigor desde una base sólida.
    “Nuestra sociedad hoy es como un gran lago perezoso, todos nosotros flotando individualmente, tolerándose el uno al otro, no entrando en el camino del otro, sin energía, sin propósito”, aseguró, añadiendo que una vez que las personas se sostienen del “poder de Dios, sabes adónde ir y lo haces con energía”.
    3. Tercer reto: La cultura de la autodeterminación
    Lo que una vez fue una frenética idea filosófica conocida como voluntarismo, que surgió de filósofos como Nietzsche y otros existencialistas recientes, es ahora un pensamiento dominante entre la generación de millennials en Estados Unidos, dijo Mons. Barron.
    En ese sentido, señaló que “la creencia central de esta filosofía, ampliamente aceptada por los jóvenes, es que la libertad define la identidad”.
    Pero al evangelizar, dijo el Prelado, se dice: “tu vida no es sobre ti, tu vida no depende de ti. Recuerda la expresión de San Pablo: ya no soy yo quien vive, sino Cristo quien vive mí. Cuando has sido tomado por el poder de Jesucristo, el pequeño drama del ego queda sin importancia”.
    En la segunda parte de la conferencia, Mons. Barron presentó 3 oportunidades de evangelización basadas en la verdad, bondad y belleza.
    1. Primera oportunidad: Una verdad inteligente
    El Obispo sostuvo que “somos una religión inteligente” e instó “a catequistas, apologistas y evangelistas a dotarse de una buena comprensión de uno de los grandes argumentos de la existencia de Dios” debido a que “los jóvenes, a menudo, no tienen una sólida comprensión de Dios más allá de una vaga e irrelevante deidad”.
    Su argumento favorito se basa en la contingencia, es decir, que la existencia fluye de Dios, y todo en el mundo obtiene su existencia de Él, porque nada se creó a sí mismo: “El Dios del que estoy hablando sostiene el universo entero momento a momento de la manera en que un cantante sostiene una canción. La creación continua: ese es el Dios del que la Iglesia habla”.
    2. Segunda oportunidad: La bondad de los verdaderos católicos
    Cuando la vida cristiana se abraza completa y radicalmente, su bondad se destaca en el mundo, sostuvo el Prelado.
    En ese sentido, indicó que el mejor ejemplo en el siglo XX fue el de la Madre Teresa de Calcuta, que evangelizó el mundo con un testimonio radical de bondad, cuidando indiscriminadamente a otros.
    “A lo largo de la historia de la Iglesia, la bondad y la radicalidad de la vida cristiana atrajeron la atención del mundo. Necesitamos recuperar lo que todos los grandes santos encontraron: esta forma espléndidamente radical de vida cristiana. Cuando se vive públicamente, se evangeliza”, dijo.
    3. Tercera oportunidad: La belleza auténtica
    Finalmente, Mons. Barrón explicó que la mejor oportunidad para comenzar la evangelización es con la auténtica y objetiva belleza de la fe.
    “Muéstrale a la gente la belleza del catolicismo, las Catedrales, la Capilla Sixtina, a las hermanas de la Madre Teresa en el trabajo. No les diga qué pensar y cómo comportarse, sino muéstrales la belleza del catolicismo”.
    “No hay nada más hermoso que el morir y el resucitar de Jesucristo; y los apóstoles en el Nuevo Testamento comunican esto con urgencia. Estas son personas que han sido atrapadas por algo tan poderoso y tan abrumador que quieren tomar al mundo por los hombros y contarles”, concluyó.

    0 comentarios

  • IÑAKI BENITO - Pbro. Traducido Por: Daniel Chipana M. - Designed by Daniel Chipana M.