Querid@ herman@ no se como has "tropezado" con esta web de "reflexiones de un cura inquieto", pero me alegro.
Esta web es un espacio donde este presbítero diocesano quiere compartir vivencias, pensamientos, reflexiones, homilías y colaboraciones de todo tipo...

No hago teología "de libro" sino teología encarnada en la pastoral desde las claves de la ternura y misericordia como nos lo propone el bueno de nuestro Papa Francisco. Creo en el Dios de Jesús, en la iglesia como comunidad de hermanos y casa de acogida. Escogí como lema de ordenación aquello que dijo San Juan Bosco al final de su vida cuando elogiaban su obra; "Ella lo ha hecho todo".

Este proyecto surgió por el ánimo y el empuje de varias personas que me animaron a lanzarme al ciber-espacio. En ese momento a mi enfermedad renal tenía que dedicarle 3 veces por semana 4 horas por sesión a la hemodiálisis... Es por ello que en esas horas me daba mucho tiempo para rezar, escribir y reflexionar. Y les dije que adelante con la web. El 4 de agosto del 2016, recibí el anhelado trasplante de riñón; ahora dedico ese tiempo a este apostolado pero sin ataduras hospitalarias.

Llevo una parroquia en Irún (diócesis de San Sebastián), una capellanía de religiosas, y colaboro en otras, sirvo en la consiliaria del movimiento de Cursillos de Cristiandad y colaboro en la pastoral de Migrantes en mi zona. Mi pertenencia a la Orden de Predicadores por medio de la Fraternidad Sacerdotal de Santo Domingo, me hace estar siempre al servicio de la Palabra, por eso a menudo doy retiros y encuentros con religiosas y laicos.

Mis fuentes son la Sagrada Escritura, los sant@s y sobre todo el apostolado con pobres, enfermos, religios@s y todo lo que hago en nombre de Jesús de Nazaret... Aquí tienes un hermano para lo que necesitéis.

¡¡¡Bienvenido; esta es tu casa!!!
Iñaki Benito - Pbro.
A.M.D.G.

Te invito a que te unas y publicites nuestros canales de Facebook y YouTube, busca "reflexiones de un cura inquieto"
  • Postado Por : Reflexiones de un cura inquieto domingo, 21 de mayo de 2017

    El Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, comentó que el Papa Francisco puso como ejemplo para su ministerio a los obispos del país a dos grandes santos: Santo Toribio de Mogrovejo y San Martín de Porres.
    En diálogo con ACI Prensa en la Basílica papal San Pablo de Extramuros en Roma donde los obispos peruanos celebraron una Misa este viernes 19 de mayo, el Cardenal Cipriani comentó que en la audiencia con el Papa, él les dijo que “un obispo peruano tiene que ser un Santo Toribio, sino no es peruano. Ha sido fuerte el desafío”.
    “Nos ha puesto dos grandes ejemplos”, el primero de los cuales es Santo Toribio porque fue “un sacerdote cercano al pueblo”, algo que los obispos también están llamados a ser.
    Santo Toribio de Mogrovejo fue el primer Arzobispo de Lima. Es el Patrono del Episcopado Latinoamericano y lo llaman el “Santo Padre de América”. Defendió a los más olvidados y explotados durante la colonia española y convocó numerosos sínodos y concilios que trajeron grandes frutos en el Virreinato del Perú.
    Confirmó a Santa Rosa de Lima, San Martín de Porres, San Juan Macías y contó con el apoyo del misionero San Francisco Solano. Su fiesta se celebra el 23 de marzo.
    El Papa, continuó el Cardenal, les dijo también a los obispos que “tenemos un tesoro que son las devociones populares, la religiosidad popular: tenemos que cuidarla y promoverla”.
    “Luego nos ha hablado de San Martín de Porres, a quien él le tiene especial devoción. Y dijo con mucha gracia, que él ‘es más devoto de la escoba que otra cosa’, para decir que hay mucho trabajo en la Iglesia para limpiar las almas y limpiar tanta injusticia” que hay en el mundo.
    San Martín nació en Lima en 1579. Desde niño sintió predilección por los enfermos y los pobres. Aprendió el oficio de barbero y algo de medicina. A los quince años pidió ser admitido como “donado”, es decir, como terciario, en el convento de los Dominicos. Con ayuda de Dios, realizaba algunos milagros de curaciones instantáneas o en ocasiones bastaba su presencia para que el enfermo desahuciado empezara a recuperarse. Hay quienes lo vieron entrar y salir de recintos con las puertas cerradas, mientras que otros aseguraron haberlo visto en dos lugares distintos a la misma vez.
    El Primado del Perú, que está en Roma junto a los demás obispos peruanos en visita ad limina hasta el 20 de mayo, comentó también que sobre las inundaciones que han afectado recientemente al país “el Papa nos dice permanentemente que la cercanía con la gente que sufre es más elocuente que una homilía. Nos ha expresado su deseo de que vayamos siempre en ayuda de ellos cuando hay estas dificultades”.
    Sobre la visita ad limina –que hacen los obispos cada cierto periodo de tiempo al Vaticano para ver la marcha de la Iglesia en un territorio– el Cardenal dijo a ACI Prensa que tiene “en primer lugar un sentido muy sobrenatural, son los obispos que venimos a ver a Pedro para que nos confirme en la fe”.
    “Estos días hemos tenido el enorme privilegio de estar con el Santo Padre, en total 5 horas, en las que él con su estilo tan cercano y acogedor, nos ha permitido dialogar abiertamente de todo lo que queríamos y respondernos con esa misma espontaneidad”.
    También, continuó el Arzobispo de Lima, “ha habido ese sentido humano de cariño y fraternidad en el que hemos sentido la ilusión del Papa Francisco, en este caso por el Perú, tanto que nos ha prácticamente anunciado que irá a visitarnos en el 2018”.
    El Primado del Perú comentó que los obispos “nos vamos muy renovados en lo espiritual y en la fraternidad entre nosotros”. “Yo me voy muy contento y repuesto por estos días pasados con el Santo Padre”, agregó.
    “Si cada uno de nosotros tiene la experiencia del encuentro con Cristo, en la Iglesia, en el Perú, habrá un resurgir de la evangelización. Creo que esta visita supone un renacer en Cristo para todos nosotros”, subrayó el Cardenal.
    Solidaridad con Venezuela
    El Arzobispo de Lima también manifestó que los obispos peruanos están ahora “muy unidos al pueblo venezolano y muy unidos a Venezuela, pidiendo a Dios que ilumine un camino de paz, de verdad y de justicia”.
    Hasta ahora, dentro de la crisis que vive el país sudamericano, “vemos que no se abre una verdadera sinceridad para dar paso a una democracia auténtica. Nos duele mucho lo que pasa en Venezuela. Allí hay un atropello que, lamentablemente, se prolonga en el tiempo”.
    Por ello expresó a los venezolanos “nuestra cercanía y el deseo de colaborar con todo lo que podamos para que América Latina sea una sola familia”.

    0 comentarios

  • IÑAKI BENITO - Pbro. Traducido Por: Daniel Chipana M. - Designed by Daniel Chipana M.