Querid@ herman@ no se como has "tropezado" con esta web de "reflexiones de un cura inquieto", pero me alegro.
Esta web es un espacio donde este presbítero diocesano quiere compartir vivencias, pensamientos, reflexiones, homilías y colaboraciones de todo tipo...

No hago teología "de libro" sino teología encarnada en la pastoral desde las claves de la ternura y misericordia como nos lo propone el bueno de nuestro Papa Francisco. Creo en el Dios de Jesús, en la iglesia como comunidad de hermanos y casa de acogida. Escogí como lema de ordenación aquello que dijo San Juan Bosco al final de su vida cuando elogiaban su obra; "Ella lo ha hecho todo".

Este proyecto surgió por el ánimo y el empuje de varias personas que me animaron a lanzarme al ciber-espacio. En ese momento a mi enfermedad renal tenía que dedicarle 3 veces por semana 4 horas por sesión a la hemodiálisis... Es por ello que en esas horas me daba mucho tiempo para rezar, escribir y reflexionar. Y les dije que adelante con la web. El 4 de agosto del 2016, recibí el anhelado trasplante de riñón; ahora dedico ese tiempo a este apostolado pero sin ataduras hospitalarias.

Llevo una parroquia en Irún (diócesis de San Sebastián), una capellanía de religiosas, y colaboro en otras, sirvo en la consiliaria del movimiento de Cursillos de Cristiandad y colaboro en la pastoral de Migrantes en mi zona. Mi pertenencia a la Orden de Predicadores por medio de la Fraternidad Sacerdotal de Santo Domingo, me hace estar siempre al servicio de la Palabra, por eso a menudo doy retiros y encuentros con religiosas y laicos.

Mis fuentes son la Sagrada Escritura, los sant@s y sobre todo el apostolado con pobres, enfermos, religios@s y todo lo que hago en nombre de Jesús de Nazaret... Aquí tienes un hermano para lo que necesitéis.

¡¡¡Bienvenido; esta es tu casa!!!
Iñaki Benito - Pbro.
A.M.D.G.

Te invito a que te unas y publicites nuestros canales de Facebook y YouTube, busca "reflexiones de un cura inquieto"
  • Postado Por : Reflexiones de un cura inquieto miércoles, 29 de marzo de 2017

    El sacerdote argentino, P. Eduardo Farrell, a quien el Obispado de Merlo-Moreno decidió trasladar por las amenazas de muerte de grupos narcotraficantes, escribió una carta de despedida a su comunidad parroquial Sagrado Corazón, en Cuartel Quinto, Buenos Aires.
    La salida del sacerdote se da luego de los sucesos posteriores al 15 de diciembre de 2016, tras la muerte del vecino y militante social de Cuartel Quinto, César Méndez, a manos de los “transas”, personas vinculadas al mundo de las drogas.
    Una semana después, los vecinos organizaron una marcha pacífica en la localidad para pedir justicia por la muerte de Méndez. El P. Farrell fue el único orador en esa ocasión y a partir de entonces, comenzaron las intimidaciones.
    El Obispado de Merlo-Moreno anunció el 13 de marzo, el traslado del sacerdote con el fin de preservar “su integridad física ante reiteradas amenazas e intimidaciones”.
    En su carta, el P. Farrell tuvo palabras de gratitud, la Virgen de Luján, sacerdotes, diáconos y religiosos que lo acompañaron en su labor pastoral.
    “Para mí fue una gracia de Dios el haber sido pastor durante nueve años de esta gran parroquia del Sagrado Corazón. Fueron años en los que me he sentido plenamente sacerdote y, por eso mismo, muy feliz”, escribió el sacerdote.
    “Gracias porque me han querido tal cual soy, con todas mis limitaciones. Gracias porque han trabajado tanto para Dios y su Pueblo, de modo que a mí no me quedó más que la tarea de acompañar”, expresó el P. Farrell.
    Agradeció a la congregación Pequeñas Hermanas de los Pobres que llevaron “un aire nuevo, un fervor misionero, un acercamiento real y honesto a los más pobres y sufrientes” con “la alegría propia de la espiritualidad de Santa Teresa de Calcuta”.
    Tras agradecer al párroco y al Obispo de Merlo-Moreno, Mons. Fernando Maletti, el sacerdote se comprometió a “seguir sirviendo al Reino, donde nos toque estar a cada uno y en especial en Cuartel V°. Esta es también nuestra alegría: llevar a Jesús a los pobres y caminar con ellos los caminos de la fe popular”.
    “¡Ni un tantito así para atrás! Seguimos juntos, evangelizando. Estamos cerca. Gracias por todo. Recen por mí”, concluyó.

    0 comentarios

  • IÑAKI BENITO - Pbro. Traducido Por: Daniel Chipana M. - Designed by Daniel Chipana M.