Querid@ herman@ no se como has "tropezado" con esta web de "reflexiones de un cura inquieto", pero me alegro.
Esta web es un espacio donde este presbítero diocesano quiere compartir vivencias, pensamientos, reflexiones, homilías y colaboraciones de todo tipo...

No hago teología "de libro" sino teología encarnada en la pastoral desde las claves de la ternura y misericordia como nos lo propone el bueno de nuestro Papa Francisco. Creo en el Dios de Jesús, en la iglesia como comunidad de hermanos y casa de acogida. Escogí como lema de ordenación aquello que dijo San Juan Bosco al final de su vida cuando elogiaban su obra; "Ella lo ha hecho todo".

Este proyecto surgió por el ánimo y el empuje de varias personas que me animaron a lanzarme al ciber-espacio. En ese momento a mi enfermedad renal tenía que dedicarle 3 veces por semana 4 horas por sesión a la hemodiálisis... Es por ello que en esas horas me daba mucho tiempo para rezar, escribir y reflexionar. Y les dije que adelante con la web. El 4 de agosto del 2016, recibí el anhelado trasplante de riñón; ahora dedico ese tiempo a este apostolado pero sin ataduras hospitalarias.

Llevo una parroquia en Irún (diócesis de San Sebastián), una capellanía de religiosas, y colaboro en otras, sirvo en la consiliaria del movimiento de Cursillos de Cristiandad y colaboro en la pastoral de Migrantes en mi zona. Mi pertenencia a la Orden de Predicadores por medio de la Fraternidad Sacerdotal de Santo Domingo, me hace estar siempre al servicio de la Palabra, por eso a menudo doy retiros y encuentros con religiosas y laicos.

Mis fuentes son la Sagrada Escritura, los sant@s y sobre todo el apostolado con pobres, enfermos, religios@s y todo lo que hago en nombre de Jesús de Nazaret... Aquí tienes un hermano para lo que necesitéis.

¡¡¡Bienvenido; esta es tu casa!!!
Iñaki Benito - Pbro.
A.M.D.G.

Te invito a que te unas y publicites nuestros canales de Facebook y YouTube, busca "reflexiones de un cura inquieto"
  • Postado Por : Reflexiones de un cura inquieto viernes, 3 de febrero de 2017

    Salmo 91

    Es bueno dar gracias al Señor
    y tocar para tu nombre, oh Altísimo,
    proclamar por la mañana tu misericordia
    y de noche tu fidelidad,
    con arpas de diez cuerdas y laúdes,
    sobre arpegios de cítaras.

    Tus acciones, Señor, son mi alegría,
    y mi júbilo, las obras de tus manos.
    ¡Qué magníficas son tus obras, Señor,
    qué profundos tus designios!
    El ignorante no los entiende
    ni el necio se da cuenta.

    Aunque germinen como hierba los malvados
    y florezcan los malhechores,
    serán destruidos para siempre.
    Tú, en cambio, Señor, 
    eres excelso por los siglos.

    Porque tus enemigos, Señor, perecerán,
    los malhechores serán dispersados;
    pero a mí me das la fuerza de un búfalo
    y me unges con aceite nuevo.
    Mis ojos despreciarán a mis enemigos,
    mis oídos escucharán su derrota.

    El justo crecerá como una palmera,
    se alzará como un cedro del Líbano:
    plantado en la casa del Señor,
    crecerá en los atrios de nuestro Dios;

    en la vejez seguirá dando fruto
    y estará lozano y frondoso,
    para proclamar que el Señor es justo,
    que en mi Roca no existe la maldad.

    Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo
    como era en el principio, ahora y siempre,
    por los siglos de los siglos. Amén.







    0 comentarios

  • IÑAKI BENITO - Pbro. Traducido Por: Daniel Chipana M. - Designed by Daniel Chipana M.