Querid@ herman@ no se como has "tropezado" con esta web de "reflexiones de un cura inquieto", pero me alegro.
Esta web es un espacio donde este presbítero diocesano quiere compartir vivencias, pensamientos, reflexiones, homilías y colaboraciones de todo tipo...

No hago teología "de libro" sino teología encarnada en la pastoral desde las claves de la ternura y misericordia como nos lo propone el bueno de nuestro Papa Francisco. Creo en el Dios de Jesús, en la iglesia como comunidad de hermanos y casa de acogida. Escogí como lema de ordenación aquello que dijo San Juan Bosco al final de su vida cuando elogiaban su obra; "Ella lo ha hecho todo".

Este proyecto surgió por el ánimo y el empuje de varias personas que me animaron a lanzarme al ciber-espacio. En ese momento a mi enfermedad renal tenía que dedicarle 3 veces por semana 4 horas por sesión a la hemodiálisis... Es por ello que en esas horas me daba mucho tiempo para rezar, escribir y reflexionar. Y les dije que adelante con la web. El 4 de agosto del 2016, recibí el anhelado trasplante de riñón; ahora dedico ese tiempo a este apostolado pero sin ataduras hospitalarias.

Llevo una parroquia en Irún (diócesis de San Sebastián), una capellanía de religiosas, y colaboro en otras, sirvo en la consiliaria del movimiento de Cursillos de Cristiandad y colaboro en la pastoral de Migrantes en mi zona. Mi pertenencia a la Orden de Predicadores por medio de la Fraternidad Sacerdotal de Santo Domingo, me hace estar siempre al servicio de la Palabra, por eso a menudo doy retiros y encuentros con religiosas y laicos.

Mis fuentes son la Sagrada Escritura, los sant@s y sobre todo el apostolado con pobres, enfermos, religios@s y todo lo que hago en nombre de Jesús de Nazaret... Aquí tienes un hermano para lo que necesitéis.

¡¡¡Bienvenido; esta es tu casa!!!
Iñaki Benito - Pbro.
A.M.D.G.

Te invito a que te unas y publicites nuestros canales de Facebook y YouTube, busca "reflexiones de un cura inquieto"
  • Postado Por : Reflexiones de un cura inquieto sábado, 25 de febrero de 2017

    Un sacerdote católico en Pakistán organiza desde hace algunos años un campeonato de fútbol interreligioso como una iniciativa para combatir el odio religioso que existe en el país, donde los cristianos sufren persecución.
    Según Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) en su sitio web, el P. Emmanuel Parvez, sacerdote de la diócesis de Faisalabad, tuvo la idea de este torneo hace 15 años y comenzó a realizar este campeonato en Kushpur, una aldea con mayoría cristiana ubicada en Punjab. Actualmente participan más de 30 equipos provenientes de las diversas provincias del país.
    El P. Parvez indicó que este torneo ayuda a “crear un ambiente de paz y diálogo entre la juventud de los distintos credos y a fomentar la hermandad y la tolerancia en una sociedad asolada por el terrorismo”.
    Por su parte, el propietario del Club de Fútbol Samundri, Mohamed Shafiq, manifestó que “quiero establecer relaciones con las comunidades cristianas y esta es una bonita forma de hacerlo”.
    Shafiq, que es musulmán, explicó que en Pakistán el fútbol es considerado como un deporte de segunda clase y que los pobres son los que más lo juegan. Sin embargo, “el P. Emmanuel y yo compartimos el deseo de elevar el nivel del fútbol" en el país.
    El P. Parvez también defiende la libertad religiosa de los cristianos. En julio del 2016 comentó a la agencia vaticana Fides que hacía esto porque los musulmanes habían incrementado la costumbre de denunciar sin fundamentos a los fieles seguidores de Jesús bajo la ley de blasfemia..
    Por aquel entonces un cristiano pakistaní identificado como James Nadeem había sido detenido por un presunto mensaje blasfemo compartido a través de WhatsApp. Además, estos “crímenes” desataron varios actos de violencia de los musulmanes contra los cristianos.
    La ley de blasfemia
    La ley de blasfemia agrupa varias normas contenidas en el Código Penal inspiradas directamente en la Shariah –ley religiosa musulmana– para sancionar cualquier ofensa de palabra u obra contra Alá, Mahoma o el Corán.
    La ofensa puede ser denunciada por un musulmán sin necesidad de testigos o pruebas adicionales y el castigo supone el juicio inmediato y la posterior condena a prisión o muerte del acusado.
    La ley es usada con frecuencia para perseguir a la minoría cristiana, que suele ser explotada laboralmente y discriminada en el acceso a la educación y los puestos de función pública.
    Uno de los casos más emblemáticos en la aplicación de esta norma es la madre y esposa católica Asia Bibi, que está en prisión desde hace casi 6 años, por una falsa acusación de haber blasfemado contra Mahoma.
    En 2016 la familia de Asia pudo saludar al Papa Francisco gracias a las gestiones de HazteOir. En esa ocasión el Santo Padre le dijo al esposo de esta mujer católica y madre de cinco hijas que reza por ella y su liberación.
    Ataques a cristianos
    En Pakistán el odio a los cristianos, que son una minoría religiosa, parece no tener límites. En marzo de 2016 un grupo de terroristas musulmanes atacó un parque donde un grupo de cristianos celebraba la Pascua de Resurrección en la ciudad de Lahore, dejando más de 65 muertos y cientos de heridos.
    Luego del atentado, miles de musulmanes hicieron una violenta manifestación en la que exigieron la ejecución de Asia Bibi.
    En enero de 2016 un grupo de musulmanes secuestró a una joven cristiana, otro quemó una pila de biblias y libros litúrgicos en una iglesia; y en la región de Punjab quemaron una iglesia protestante.
    En octubre de 2015, una cristiana de 28 años fue quemada viva por rechazar casarse con un musulmán. La mujer no murió pero quedó con el 80 por ciento del cuerpo afectado.
    En abril de ese mismo año, un grupo de extremistas islámicos prendió fuego a un adolescente por decir “soy cristiano”. El muchacho murió luego de perdonar a sus homicidas.
    Pocos días antes, en marzo, dos terroristas suicidas atentaron contra dos templos cristianos en el barrio de Youhanabad en Lahore dejando un saldo de al menos 14 muertos y unos 80 heridos.
    En esa oportunidad el Papa Francisco recordó que el ataque se dirigió a “iglesias cristianas. Los cristianos son perseguidos. Nuestros hermanos derraman sangre solamente porque son cristianos”.
    Como estos, muchos otros incidentes ocurren en Pakistán, donde los cristianos son constantemente perseguidos y asesinados por extremistas musulmanes.

    0 comentarios

  • IÑAKI BENITO - Pbro. Traducido Por: Daniel Chipana M. - Designed by Daniel Chipana M.