Querid@ herman@ no se como has "tropezado" con esta web de "reflexiones de un cura inquieto", pero me alegro.
Esta web es un espacio donde este presbítero diocesano quiere compartir vivencias, pensamientos, reflexiones, homilías y colaboraciones de todo tipo...

No hago teología "de libro" sino teología encarnada en la pastoral desde las claves de la ternura y misericordia como nos lo propone el bueno de nuestro Papa Francisco. Creo en el Dios de Jesús, en la iglesia como comunidad de hermanos y casa de acogida. Escogí como lema de ordenación aquello que dijo San Juan Bosco al final de su vida cuando elogiaban su obra; "Ella lo ha hecho todo".

Este proyecto surgió por el ánimo y el empuje de varias personas que me animaron a lanzarme al ciber-espacio. En ese momento a mi enfermedad renal tenía que dedicarle 3 veces por semana 4 horas por sesión a la hemodiálisis... Es por ello que en esas horas me daba mucho tiempo para rezar, escribir y reflexionar. Y les dije que adelante con la web. El 4 de agosto del 2016, recibí el anhelado trasplante de riñón; ahora dedico ese tiempo a este apostolado pero sin ataduras hospitalarias.

Llevo una parroquia en Irún (diócesis de San Sebastián), una capellanía de religiosas, y colaboro en otras, sirvo en la consiliaria del movimiento de Cursillos de Cristiandad y colaboro en la pastoral de Migrantes en mi zona. Mi pertenencia a la Orden de Predicadores por medio de la Fraternidad Sacerdotal de Santo Domingo, me hace estar siempre al servicio de la Palabra, por eso a menudo doy retiros y encuentros con religiosas y laicos.

Mis fuentes son la Sagrada Escritura, los sant@s y sobre todo el apostolado con pobres, enfermos, religios@s y todo lo que hago en nombre de Jesús de Nazaret... Aquí tienes un hermano para lo que necesitéis.

¡¡¡Bienvenido; esta es tu casa!!!
Iñaki Benito - Pbro.
A.M.D.G.

Te invito a que te unas y publicites nuestros canales de Facebook y YouTube, busca "reflexiones de un cura inquieto"
  • Postado Por : Reflexiones de un cura inquieto sábado, 7 de enero de 2017

    El misionero irlandés en Filipinas, P. Shay Cullen, alertó que se han producido más de 6.000 muertes de presuntos traficantes de drogas en el país en el último medio año. Mil de estas ejecuciones extrajudiciales se habrían producido en diciembre de 2016.
    “Matar a mil personas al mes, como se hace ahora, está lejos de ser un hecho que hay que infravalorar. Se trata de la pena de muerte más cruel jamás vista que se practica todos los días. Es un crimen monstruoso para contrarrestar a los pequeños traficantes”, explicó el P. Cullen a la Agencia Fides este 5 de enero.
    En agosto del 2016 la Iglesia en Filipinas lanzó una campaña para promover el respeto a la vida humana y rechazar las ejecuciones extrajudiciales, que estarían siendo alentadas por el presidente´del país, Rodrigo Duterte, en su guerra contra las drogas.
    Asimismo, a finales del año pasado la Policía Nacional Filipina informó que el número de asesinados desde que el presidente Duterte asumió el cargo el 1 de julio, fue de 5,927, de los cuales 2,086 perdieron la vida en operaciones policiales y los restantes 3,841 a manos de civiles.
    “Para algunos puede ser un gran éxito: se trata de una pena de muerte de 'facto', sin necesidad de una ley sobre la pena capital o de largos procesos en los tribunales. La eliminación de presuntos delincuentes con la ejecución es mucho más eficaz, según los partidarios de esta política. En todo esto hay algo siniestro y cruel”, explicó el misionero también encargado de obras sociales en favor de niños abandonados, mujeres explotadas y drogadictos.
    El P. Cullen señaló que “este fenómeno, ampliamente denunciado por las organizaciones no gubernamentales en los últimos meses, no parece detenerse de ningún modo, o más bien parece que cuenta con la abrumadora aprobación del 76% de los filipinos”.
    “El Parlamento podría aprobar la restauración de la pena de muerte, a pesar de todos los argumentos en contra de esta práctica: no disuade a la delincuencia, mata a inocentes y sospechosos, y además la mayoría de estos son pobres que no pueden pagarse un abogado; es cruel y priva al acusado de la posibilidad de redención; va contra el valor sagrado de la vida y de la dignidad de la persona humana”, criticó.
    Finalmente, el misionero pidió un “alto al fuego” debido a que los sospechosos no tienen la oportunidad de defenderse de sus acusadores, como es su derecho constitucional.
    “Estos derechos han sido suspendidos y el reto ahora es restaurarlos”, concluyó.

    0 comentarios

  • IÑAKI BENITO - Pbro. Traducido Por: Daniel Chipana M. - Designed by Daniel Chipana M.