Querid@ herman@ no se como has "tropezado" con esta web de "reflexiones de un cura inquieto", pero me alegro.
Esta web es un espacio donde este presbítero diocesano quiere compartir vivencias, pensamientos, reflexiones, homilías y colaboraciones de todo tipo...

No hago teología "de libro" sino teología encarnada en la pastoral desde las claves de la ternura y misericordia como nos lo propone el bueno de nuestro Papa Francisco. Creo en el Dios de Jesús, en la iglesia como comunidad de hermanos y casa de acogida. Escogí como lema de ordenación aquello que dijo San Juan Bosco al final de su vida cuando elogiaban su obra; "Ella lo ha hecho todo".

Este proyecto surgió por el ánimo y el empuje de varias personas que me animaron a lanzarme al ciber-espacio. En ese momento a mi enfermedad renal tenía que dedicarle 3 veces por semana 4 horas por sesión a la hemodiálisis... Es por ello que en esas horas me daba mucho tiempo para rezar, escribir y reflexionar. Y les dije que adelante con la web. El 4 de agosto del 2016, recibí el anhelado trasplante de riñón; ahora dedico ese tiempo a este apostolado pero sin ataduras hospitalarias.

Llevo una parroquia en Irún (diócesis de San Sebastián), una capellanía de religiosas, y colaboro en otras, sirvo en la consiliaria del movimiento de Cursillos de Cristiandad y colaboro en la pastoral de Migrantes en mi zona. Mi pertenencia a la Orden de Predicadores por medio de la Fraternidad Sacerdotal de Santo Domingo, me hace estar siempre al servicio de la Palabra, por eso a menudo doy retiros y encuentros con religiosas y laicos.

Mis fuentes son la Sagrada Escritura, los sant@s y sobre todo el apostolado con pobres, enfermos, religios@s y todo lo que hago en nombre de Jesús de Nazaret... Aquí tienes un hermano para lo que necesitéis.

¡¡¡Bienvenido; esta es tu casa!!!
Iñaki Benito - Pbro.
A.M.D.G.

Te invito a que te unas y publicites nuestros canales de Facebook y YouTube, busca "reflexiones de un cura inquieto"
  • Postado Por : Reflexiones de un cura inquieto domingo, 29 de enero de 2017

    En abril del próximo año se cumplirán 50 desde que Pablo VI anunció la creación de la Federación. Y en septiembre del 2020 serán los 1600 años de la muerte de San Jerónimo, el primer divulgador bíblico. Ambos motivos fueron enviados por carta al Papa.
    La FEBIC (Federación Bíblica Católica) le ha dirigido un solemne pedido al Papa Francisco para que proclame el año 2019 como “Año de la Biblia”. Entre los fundamentos del pedido está que en abril del año 2019 se cumplirán 50 años de la memorable audiencia en la que el Papa Pablo VI anunció la creación de la Federación Bíblica Católica.

    Además, un año después, el 30 de septiembre 2020, se celebrará en el mundo bíblico los 1600 años de la muerte de San Jerónimo, ilustre conocedor de la Sagrada Escritura, y su primer traductor al latín, el idioma de aquella época, para acercar y hacer comprensible la Palabra de Dios al pueblo cristiano, lo cual lo convierte en el primer gran divulgador bíblico.

    Estos dos acontecimientos han motivado al Comité Ejecutivo de la Federación Bíblica Católica a pedirle al Papa Francisco, que se proclame en la Iglesia Católica el Año de la Biblia desde el primer domingo de Adviento del año 2019 hasta la fiesta de San Jerónimo, el 30 de septiembre, del año 2020. Esta solicitud fue presentada oficialmente al pontífice en una carta firmada por el Presidente de la Federación Bíblica Católica, el Cardenal Luís Antonio Tagle, en diciembre del año pasado.

    Mientras tanto, para recoger los frutos de los 50 años de existencia y de actividad de la Federación Bíblica Católica, y para motivar la reflexión acerca de la importancia y del lugar de la Palabra de Dios en la vida y la pastoral de la Iglesia, se celebrará en Roma, bajo auspicios de la Federación Bíblica Católica, entre el 23 y 26 de abril 2019, un Congreso Bíblico-Pastoral Internacional bajo el tema "Palabra y Vida. Animación Bíblica de la vida y de la pastoral De la Iglesia”.

    0 comentarios

  • IÑAKI BENITO - Pbro. Traducido Por: Daniel Chipana M. - Designed by Daniel Chipana M.