Querid@ herman@ no se como has "tropezado" con esta web de "reflexiones de un cura inquieto", pero me alegro.
Esta web es un espacio donde este presbítero diocesano quiere compartir vivencias, pensamientos, reflexiones, homilías y colaboraciones de todo tipo...

No hago teología "de libro" sino teología encarnada en la pastoral desde las claves de la ternura y misericordia como nos lo propone el bueno de nuestro Papa Francisco. Creo en el Dios de Jesús, en la iglesia como comunidad de hermanos y casa de acogida. Escogí como lema de ordenación aquello que dijo San Juan Bosco al final de su vida cuando elogiaban su obra; "Ella lo ha hecho todo".

Este proyecto surgió por el ánimo y el empuje de varias personas que me animaron a lanzarme al ciber-espacio. En ese momento a mi enfermedad renal tenía que dedicarle 3 veces por semana 4 horas por sesión a la hemodiálisis... Es por ello que en esas horas me daba mucho tiempo para rezar, escribir y reflexionar. Y les dije que adelante con la web. El 4 de agosto del 2016, recibí el anhelado trasplante de riñón; ahora dedico ese tiempo a este apostolado pero sin ataduras hospitalarias.

Llevo una parroquia en Irún (diócesis de San Sebastián), una capellanía de religiosas, y colaboro en otras, sirvo en la consiliaria del movimiento de Cursillos de Cristiandad y colaboro en la pastoral de Migrantes en mi zona. Mi pertenencia a la Orden de Predicadores por medio de la Fraternidad Sacerdotal de Santo Domingo, me hace estar siempre al servicio de la Palabra, por eso a menudo doy retiros y encuentros con religiosas y laicos.

Mis fuentes son la Sagrada Escritura, los sant@s y sobre todo el apostolado con pobres, enfermos, religios@s y todo lo que hago en nombre de Jesús de Nazaret... Aquí tienes un hermano para lo que necesitéis.

¡¡¡Bienvenido; esta es tu casa!!!
Iñaki Benito - Pbro.
A.M.D.G.

Te invito a que te unas y publicites nuestros canales de Facebook y YouTube, busca "reflexiones de un cura inquieto"
  • Postado Por : Reflexiones de un cura inquieto viernes, 19 de agosto de 2016

    El papa Francisco quería desde hace al menos tres años hacer una "profunda teología de la mujer" para estudiar el modo en el que su papel dentro de la Iglesia puede ser cada vez más importante. Pocos pasos se habían dado en esta dirección desde que compartiera la idea en el viaje de vuelta de las Jornadas Mundiales de la Juventud de Río de Janeiro, en el año 2013, pero los cambios comienzan a llegar.
    “No nos podemos limitar a las mujeres monaguillo, a la presidenta de Cáritas, a la catequista. Tiene que haber algo más. Hay que hacer una profunda teología de la mujer", defendía Bergoglio. Añadía entonces que "la mujer en la Iglesia es más importante que los obispos y que los curas", pero es necesario estudiar el asunto y explicar mejor el mensaje. Volvió a tratar el asunto el pasado mes de mayo, cuando planteó de nuevo la mayor toma de responsabilidades de las mujeres. "El papel de la mujer en la Iglesia no es feminismo, es correcto. Es un derecho de todos los bautizados", afirmó.
    Siguiendo esta idea, hace justo un mesdecidió nombrar a una mujer como su viceportavoz. Es la periodista española Paloma García Ovejero, de 40 años, la primera mujer en la historia encargada de transmitir el mensaje del Papa. Es uno de los gestos que implica que Francisco quiere un Vaticano con cada vez menos italianos, más laicos y más mujeres.
    Otro paso en la dirección de aumentar la responsabilidad de las mujeres dentro de la Iglesia llegó a principios de este mes, con la creación de una comisión para estudiar que puedan acceder al diaconado. Para el Papa, las mujeres diaconisas son "una posibilidad a día de hoy" y, por ello, ha encargado que se estudie su papel a lo largo de la historia y en la actualidad.
    El diaconado es el sacerdocio en tercer  grado (después del episcopado y presbiterado). De hecho, para los diáconos varones está permitido estar casado, siempre que mantengan una vida adecuada a los valores cristianos. Un diácono se encarga de tareas administrativas y de labores rutinarias, pero también tiene responsabilidades que supondrían un verdadero cambio en el caso de que las realizaran mujeres: pueden administrar el bautismo y el matrimonio, asistir en la misa, distribuir la eucaristía (aunque no consagrarla), y dirigir una parroquia.
    La decisión del estudio nació de forma espontánea el pasado 12 de mayo de un encuentro que tuvo el Papa con las religiosas participantes en la Asamblea Plenaria de las Superioras Generales en el Vaticano. "¿Por qué no construir una comisión oficial que estudie el asunto [de las mujeres diaconisas]?, preguntó una religiosa, sor Paola, al Papa. A Francisco le pareció buena idea y creó la comisión en agosto. La religiosa ha dicho estar "verdaderamente contenta por el paso del Papa" ya que, afirma, "las mujeres desde hace mucho tiempo han entrado en la Iglesia sin reconocimiento, dando una gran ayuda a los sacerdotes y haciendo frente a los muchos problemas que puede haber en una parroquia".
    El diaconado de las mujeres podría ser un punto de desencuentro entre los fieles del Papa y los sectores más conservadores. No significaría, en absoluto, que las mujeres pudieran ser sacerdotes, una puerta que "está cerrada". "En cuanto a la ordenación de las mujeres, la Iglesia ha hablado y dice no. Lo dijo Juan Pablo II, pero con una formulación definitiva. Esa puerta está cerrada", sostiene Francisco.

    0 comentarios

  • IÑAKI BENITO - Pbro. Traducido Por: Daniel Chipana M. - Designed by Daniel Chipana M.