Querid@ herman@ no se como has "tropezado" con esta web de "reflexiones de un cura inquieto", pero me alegro.
Esta web es un espacio donde este presbítero diocesano quiere compartir vivencias, pensamientos, reflexiones, homilías y colaboraciones de todo tipo...

No hago teología "de libro" sino teología encarnada en la pastoral desde las claves de la ternura y misericordia como nos lo propone el bueno de nuestro Papa Francisco. Creo en el Dios de Jesús, en la iglesia como comunidad de hermanos y casa de acogida. Escogí como lema de ordenación aquello que dijo San Juan Bosco al final de su vida cuando elogiaban su obra; "Ella lo ha hecho todo".

Este proyecto surgió por el ánimo y el empuje de varias personas que me animaron a lanzarme al ciber-espacio. En ese momento a mi enfermedad renal tenía que dedicarle 3 veces por semana 4 horas por sesión a la hemodiálisis... Es por ello que en esas horas me daba mucho tiempo para rezar, escribir y reflexionar. Y les dije que adelante con la web. El 4 de agosto del 2016, recibí el anhelado trasplante de riñón; ahora dedico ese tiempo a este apostolado pero sin ataduras hospitalarias.

Llevo una parroquia en Irún (diócesis de San Sebastián), una capellanía de religiosas, y colaboro en otras, sirvo en la consiliaria del movimiento de Cursillos de Cristiandad y colaboro en la pastoral de Migrantes en mi zona. Mi pertenencia a la Orden de Predicadores por medio de la Fraternidad Sacerdotal de Santo Domingo, me hace estar siempre al servicio de la Palabra, por eso a menudo doy retiros y encuentros con religiosas y laicos.

Mis fuentes son la Sagrada Escritura, los sant@s y sobre todo el apostolado con pobres, enfermos, religios@s y todo lo que hago en nombre de Jesús de Nazaret... Aquí tienes un hermano para lo que necesitéis.

¡¡¡Bienvenido; esta es tu casa!!!
Iñaki Benito - Pbro.
A.M.D.G.

Te invito a que te unas y publicites nuestros canales de Facebook y YouTube, busca "reflexiones de un cura inquieto"
  • Postado Por : Reflexiones de un cura inquieto viernes, 29 de julio de 2016

    En sus palabras improvisadas esta tarde desde el Palacio Arzobispal de Cracovia, el Papa Francisco alentó a los jóvenes a rezar por todas aquellas personas que sufren en el mundo de hoy, por todos los “Jesús” que viven actualmente el dolor y algún tipo de sufrimiento.
    El Santo Padre compartió con miles de personas presentes su reflexión personal luego de su visita al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau y tras compartir algunos momentos con los niños del Hospital Pediátrico Prokocim.
    A continuación el texto completo de las palabras del Papa Francisco esta tarde:
    Hoy ha sido un día especial. Una jornada de dolor, el viernes en el que recordamos la muerte de Jesús y con los jóvenes hemos terminado la jornada con la oración del Vía Crucis. Hemos rezado el Vía Crucis. El dolor y la muerte de Jesús por todos nosotros.
    Hemos estado unidos a Jesús sufriente, pero no solo sufriente hace 2 mil años sino también sufriente hoy, tanta gente que sufre: los enfermos, los que están en guerra, los sin techo, los que tienen hambre, los que tienen dudas en la vida, que no sienten la felicidad, o que se sienten con el peso del propio pecado.
    En la tarde fui al hospital de los niños, ahí también Jesús sufre en tantos niños enfermos y siempre me viene esa pregunta ¿Por qué sufren los niños? Es un misterio, no hay respuesta para esta pregunta.
    En la mañana también otro dolor: fui a Auschwitz - Birkenau, a recordar el dolor de hace tantos años. ¡Cuánto dolor, cuánta crueldad! ¿Pero es posible que nosotros los hombres creados a semejanza de Dios, seamos capaces de hacer estas cosas? Las cosas se han hecho… yo no quiero amargarles, pero debo decirles la verdad.
    La crueldad no ha terminado en Auschwitz-Birkenau. Hoy, hoy, hoy se tortura a la gente, tantos prisioneros son torturados, rápido para hacerlos hablar.
    Hoy hay hombres y mujeres en las cárceles sobrepobladas. Viven como animales. Hoy hay esta crueldad. Nosotros decimos, ‘sí, allí, hemos visto la crueldad de hace 70 años, como morían fusilados o con el gas’, pero hoy en tantos lugares del mundo donde hay guerra sucede lo mismo.
    Por esta realidad Jesús ha venido, para llevarla sobre sus espaldas y nos pide rezar, recemos por todos los ‘Jesús’ que hoy hay en el mundo: los hambrientos, los sedientos, los dudosos, los enfermos, los que están solos, los que sienten el peso de tantas dudas y culpas. Sufren mucho.
    Recemos por tantos niños enfermos inocentes que portan la cruz siendo niños y recemos por tantos hombres y mujeres que hoy son torturados en tantos países del mundo, por los encarcelados que están todos amontonados allí como si fuesen animales
    Es un poco triste lo que les digo pero es la realidad, la realidad que Jesús ha portado sobre si, todas estas cosas, también nuestro pecado.
    Todos aquí somos pecadores, todos tenemos el peso de nuestros pecados. Si alguno no se siente pecado que alce la mano.
    Todos somos pecadores, pero Él nos ama, nos ama y como pecadores e hijos de Dios, hijos de su Padre, hagamos todos juntos una oración por esta gente que sufren hoy en el mundo tantas cosas malas.
    Cuando hay problemas, el niño busca a la mamá y nosotros también la buscamos, cada uno ahora le reza a ella en su propio idioma.
    (Ave Maria)
    El Señor los bendiga: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
    Les auguro una buena noche, un buen reposo, recen por mí y mañana continuaremos esta bella Jornada de la Juventud.
    Muchas gracias.

    0 comentarios

  • IÑAKI BENITO - Pbro. Traducido Por: Daniel Chipana M. - Designed by Daniel Chipana M.