Querid@ herman@ no se como has "tropezado" con esta web de "reflexiones de un cura inquieto", pero me alegro.
Esta web es un espacio donde este presbítero diocesano quiere compartir vivencias, pensamientos, reflexiones, homilías y colaboraciones de todo tipo...

No hago teología "de libro" sino teología encarnada en la pastoral desde las claves de la ternura y misericordia como nos lo propone el bueno de nuestro Papa Francisco. Creo en el Dios de Jesús, en la iglesia como comunidad de hermanos y casa de acogida. Escogí como lema de ordenación aquello que dijo San Juan Bosco al final de su vida cuando elogiaban su obra; "Ella lo ha hecho todo".

Este proyecto surgió por el ánimo y el empuje de varias personas que me animaron a lanzarme al ciber-espacio. En ese momento a mi enfermedad renal tenía que dedicarle 3 veces por semana 4 horas por sesión a la hemodiálisis... Es por ello que en esas horas me daba mucho tiempo para rezar, escribir y reflexionar. Y les dije que adelante con la web. El 4 de agosto del 2016, recibí el anhelado trasplante de riñón; ahora dedico ese tiempo a este apostolado pero sin ataduras hospitalarias.

Llevo una parroquia en Irún (diócesis de San Sebastián), una capellanía de religiosas, y colaboro en otras, sirvo en la consiliaria del movimiento de Cursillos de Cristiandad y colaboro en la pastoral de Migrantes en mi zona. Mi pertenencia a la Orden de Predicadores por medio de la Fraternidad Sacerdotal de Santo Domingo, me hace estar siempre al servicio de la Palabra, por eso a menudo doy retiros y encuentros con religiosas y laicos.

Mis fuentes son la Sagrada Escritura, los sant@s y sobre todo el apostolado con pobres, enfermos, religios@s y todo lo que hago en nombre de Jesús de Nazaret... Aquí tienes un hermano para lo que necesitéis.

¡¡¡Bienvenido; esta es tu casa!!!
Iñaki Benito - Pbro.
A.M.D.G.

Te invito a que te unas y publicites nuestros canales de Facebook y YouTube, busca "reflexiones de un cura inquieto"
  • Postado Por : Reflexiones de un cura inquieto viernes, 4 de marzo de 2016

    Los misioneros son testigos de la misericordia de Dios con sus hijos hoy en el Día de Hispanoamérica queremos rendir un homenaje a todos los misioneros que viven entregados a los demás.
    Con esta jornada misionera la Iglesia española quiere "profundizar y renovar sus vínculos de solidaridad, comunión y colaboración con la Iglesia de América Latina".
    Los misioneros de la OCSHA, Obra de Cooperación Sacerdotal Hispanoamericana nos han contado la intensidad con la que el Año de la Misericordia se está viviendo en la Misión. Ellos son portadores de la Misericordia de Dios en los rincones más recónditos de la tierra.
    La apertura  de la Puerta Santa en Roma fue el pistoletazo de salida del Año de la Misericordia. Este gesto ha sido reproducido por todas las diócesis del mundo, también en Hispanoamérica. Monseñor José Vicente Conejero, misionero español y obispo de Formosa (Argentina) cuenta cómo han tenido que abrir cinco puertas más para facilitar la llegada de peregrinos desde todos los lugares, ya que las distancias son enormes: la diócesis tiene 72.060 kilómetros, y hay pueblos a 600 km de la sede diocesana. Rafael Cob, obispo de Puyo (Ecuador) organizó una peregrinación hasta la catedral y abrió solemnemente la puerta. En el recorrido por las calles de la ciudad se representaron algunas escenificaciones sobre la misericordia.
    Javier Moradillo, misionero en Cuba, afirma que ante el desconocimiento eclesial general, se han distribuido impresos con la explicación de las obras de misericordia corporales y espirituales. Diego Fernández Erramusbea, movido por el deseo de dar de comer al hambriento, ha dedicado un terreno de la parroquia para hacer una piscifactoría en la Selva Amazónica de Perú.
    Un aspecto clave de este Año es intensificar el sacramento de la penitencia. “Los sacerdotes están dispuestos a salir al encuentro de las ovejas, de todas sin excepción, yendo por los ríos, quebradas, caminos, acompañados del intenso calor, como de las lluvias torrenciales que nos puedan alcanzar”, explica monseñor José Luis Astigarraga, obispo del vicariato apostólico de Yurimaguas (Perú). Los horarios de confesiones se han ampliado, también en las cárceles. “Hoy mismo se están celebrando confesiones en el Centro Penitenciario Regional, pues había una lista de 300 presos que se inscribieron para confesarse”, explica Emilio González Escalada, desde la diócesis de Sao Mateo (Brasil). Este misionero tuvo un encuentro de Adoración en la cárcel, y pasó con el Santísimo por las celdas. “Todos querían tocar el Santísimo y pedían misericordia”.
    Luis Miguel Modino, desde el amazonas brasileño, trabaja con 23 pueblos indígenas diferentes, que hablan 18 lenguas. “Siento la llamada a realizar una tarea que permita expresarnos juntos en una lengua que es común a todos, ese idioma se llama Misericordia”.

    0 comentarios

  • IÑAKI BENITO - Pbro. Traducido Por: Daniel Chipana M. - Designed by Daniel Chipana M.