Querid@ herman@ no se como has "tropezado" con esta web de "reflexiones de un cura inquieto", pero me alegro.
Esta web es un espacio donde este presbítero diocesano quiere compartir vivencias, pensamientos, reflexiones, homilías y colaboraciones de todo tipo...

No hago teología "de libro" sino teología encarnada en la pastoral desde las claves de la ternura y misericordia como nos lo propone el bueno de nuestro Papa Francisco. Creo en el Dios de Jesús, en la iglesia como comunidad de hermanos y casa de acogida. Escogí como lema de ordenación aquello que dijo San Juan Bosco al final de su vida cuando elogiaban su obra; "Ella lo ha hecho todo".

Este proyecto surgió por el ánimo y el empuje de varias personas que me animaron a lanzarme al ciber-espacio. En ese momento a mi enfermedad renal tenía que dedicarle 3 veces por semana 4 horas por sesión a la hemodiálisis... Es por ello que en esas horas me daba mucho tiempo para rezar, escribir y reflexionar. Y les dije que adelante con la web. El 4 de agosto del 2016, recibí el anhelado trasplante de riñón; ahora dedico ese tiempo a este apostolado pero sin ataduras hospitalarias.

Llevo una parroquia en Irún (diócesis de San Sebastián), una capellanía de religiosas, y colaboro en otras, sirvo en la consiliaria del movimiento de Cursillos de Cristiandad y colaboro en la pastoral de Migrantes en mi zona. Mi pertenencia a la Orden de Predicadores por medio de la Fraternidad Sacerdotal de Santo Domingo, me hace estar siempre al servicio de la Palabra, por eso a menudo doy retiros y encuentros con religiosas y laicos.

Mis fuentes son la Sagrada Escritura, los sant@s y sobre todo el apostolado con pobres, enfermos, religios@s y todo lo que hago en nombre de Jesús de Nazaret... Aquí tienes un hermano para lo que necesitéis.

¡¡¡Bienvenido; esta es tu casa!!!
Iñaki Benito - Pbro.
A.M.D.G.

Te invito a que te unas y publicites nuestros canales de Facebook y YouTube, busca "reflexiones de un cura inquieto"
  • Postado Por : Reflexiones de un cura inquieto viernes, 12 de febrero de 2016



    Peregrino entre los devotos de la Virgen de Guadalupe en el santuario del Tepeyac; entre indígenas maltratados en Chiapas; entre migrantes apostados en las dos riberas de la alambrada frontera México – USA, en Ciudad Juárez, el Papa avanzará bendiciendo abrazado por la fe en Jesucristo del santo Pueblo de Dios.
    La Madre de Jesús Hijo de Dios, con su misteriosa, antigua y tierna presencia en los múltiples milagros de Guadalupe, pone en marcha a Francisco para unirse a millones de devotos como un peregrino más, con otra inmersión entre los heridos de la periferias de un corazón de pastor colmado ya de masacrados y heridos por esta tercera guerra a pedazos y como "siervo de los siervos de Dios" del inmenso hospital de campaña que es la Iglesia en salida que desea, para llevar a todos la alegría del Evangelio de la misericordia.
    Dijo Francisco el 12 de diciembre de 2015 en san Pedro, cuando anunció su viaje a México: “A María santísima le encomendamos los sufrimientos y las alegrías de los pueblos de todo el continente americano, que la aman como madre y reconocen como «patrona», bajo el título entrañable de Nuestra Señora de Guadalupe. Que “la dulzura de su mirada nos acompañe en este Año Santo, para que todos podamos redescubrir la alegría de la ternura de Dios” (Bula Misericordiae vultus, 24)… Que nos siga repitiendo: 'No tengas miedo, ¿A caso no estoy yo aquí que soy tu Madre?…
    Para pedirle esto de una manera fuerte viajaré a venerarla en su Santuario el próximo 13 de febrero, allí pediré todo esto para toda América, de la cual es especialmente Madre. A Ella le suplico que guíe los pasos de su pueblo americano, pueblo peregrino que busca a la Madre de misericordia, y solo le pide una cosa; que le muestre a su Hijo Jesús”. Siguiendo a Francisco peregrino en salida misionera jesuita Guillermo Ortiz  



    0 comentarios

  • IÑAKI BENITO - Pbro. Traducido Por: Daniel Chipana M. - Designed by Daniel Chipana M.