Querid@ herman@ no se como has "tropezado" con esta web de "reflexiones de un cura inquieto", pero me alegro.
Esta web es un espacio donde este presbítero diocesano quiere compartir vivencias, pensamientos, reflexiones, homilías y colaboraciones de todo tipo...

No hago teología "de libro" sino teología encarnada en la pastoral desde las claves de la ternura y misericordia como nos lo propone el bueno de nuestro Papa Francisco. Creo en el Dios de Jesús, en la iglesia como comunidad de hermanos y casa de acogida. Escogí como lema de ordenación aquello que dijo San Juan Bosco al final de su vida cuando elogiaban su obra; "Ella lo ha hecho todo".

Este proyecto surgió por el ánimo y el empuje de varias personas que me animaron a lanzarme al ciber-espacio. En ese momento a mi enfermedad renal tenía que dedicarle 3 veces por semana 4 horas por sesión a la hemodiálisis... Es por ello que en esas horas me daba mucho tiempo para rezar, escribir y reflexionar. Y les dije que adelante con la web. El 4 de agosto del 2016, recibí el anhelado trasplante de riñón; ahora dedico ese tiempo a este apostolado pero sin ataduras hospitalarias.

Llevo una parroquia en Irún (diócesis de San Sebastián), una capellanía de religiosas, y colaboro en otras, sirvo en la consiliaria del movimiento de Cursillos de Cristiandad y colaboro en la pastoral de Migrantes en mi zona. Mi pertenencia a la Orden de Predicadores por medio de la Fraternidad Sacerdotal de Santo Domingo, me hace estar siempre al servicio de la Palabra, por eso a menudo doy retiros y encuentros con religiosas y laicos.

Mis fuentes son la Sagrada Escritura, los sant@s y sobre todo el apostolado con pobres, enfermos, religios@s y todo lo que hago en nombre de Jesús de Nazaret... Aquí tienes un hermano para lo que necesitéis.

¡¡¡Bienvenido; esta es tu casa!!!
Iñaki Benito - Pbro.
A.M.D.G.

Te invito a que te unas y publicites nuestros canales de Facebook y YouTube, busca "reflexiones de un cura inquieto"
  • Postado Por : Reflexiones de un cura inquieto lunes, 15 de febrero de 2016

    Eucaristía en acción de gracias por los cien años de vida del Obispo emérito de Tenerife, Damián Iguacen
    En la celebración, el obispo nivariense leyó un mensaje enviado por el papa Francisco.
    La Catedral de Huesca acogió a mediodía de este viernes, 12 de febrero, una celebración especial con ocasión del centenario del nacimiento del obispo emérito de Tenerife, Damián Iguacen Borau.
    Cerca de cien concelebrantes, entre sacerdotes y obispos, participaron en la Misa. Entre ellos estaba el prelado nivariense, Bernardo Álvarez, y unos quince diocesanos desplazados para acompañar a D. Damián en fecha tan señalada.
    La celebración estuvo presidida por el Obispo de Huesca y Jaca, Julián Ruiz. Su homilía fue una acción de gracias, “primero dar gracias a Dios por D. Damián. Segundo, dar gracias a Dios con D. Damián. Y tercero dar gracias a D. Damián”- afirmó. “Damos gracias a Don Damián por su estilo de vida, por su coherencia, por su sencillez, por su trabajo constante y silencioso, por sus cartas sobre la Virgen María que cada año nos han acompañado en forma de felicitación navideña y como un modelo de virtudes que nos estimulan y comprometen”.
    Por su parte, José María Gil Tamayo, secretario general de la Conferencia Episcopal, que fue uno de los concelebrantes, se congratulaba del acto y elogiaba la vida y el servicio pastoral del homenajeado. “Es un ejemplo de dedicación a la Iglesia. Con los años permanece en él esa frescura evangélica de un pastor; su delicadeza, cercanía y cariño a la gente. En el fondo es la expresión de la cercanía a Dios que ha mantenido – expuso. Además, en el transcurso de la Misa se leyó una comunicación del presidente de la Conferencia Episcopal.
    El Obispo Nivariense, Bernardo Álvarez, puso voz a un mensaje del papa dirigido a Iguacen. En el mismo Francisco “se une espiritualmente a la acción de gracias a Dios por los dones recibidos en su dilatada vida de pastor y de servicio generoso a la Iglesia”. El obispo de Roma “le asegura un recuerdo en sus oraciones para que el Señor le acompañe siempre en su bondad y le conceda abundancia de paz y serenidad espiritual”. El mensaje concluye encomendando al obispo emérito de Tenerife a la protección de la Virgen María e imparte la bendición apostólica.
    La solemne eucaristía concluyó con la intervención de un emocionado obispo Iguacen Borau que quiso dar “algo más que gracias”. Recomendó un secreto para llegar a los cien años. Una receta que a mí me ha ido muy bien – dijo. “Me ha gustado el arte, he trabajado bastante en el arte religioso y he comprobado las cornucopias, cómo las adornan. Que sepamos hacer una cornucopia para enmarcar nuestra vida. Con cuatro lados: Señor. Sí. Aquí estoy. Amén. Aleluya. Demos gracias al Señor y que lo bendigamos para siempre – finalizó.

    0 comentarios

  • IÑAKI BENITO - Pbro. Traducido Por: Daniel Chipana M. - Designed by Daniel Chipana M.